Consejos para salir con tu bebé en verano

El verano es una época llena de luz y que invita a hacer vida en la calle. Si quieres disfrutar de esta época del año con tu pequeño te recomiendo que leas estos consejos para salir con tu bebé en verano antes de echaros a la calle.

Las primeras experiencias de nuestros hijos son únicas y quedan grabadas para siempre en nuestra memoria. Seguro que después de leer estas líneas te apetece más que nunca salir con tu bebé a la calle. Ve preparándote que ¡empezamos!

El primer verano del bebé

mama con su bebe en la playa

Cuando te conviertes en padre es inevitable que todos los miedos e inseguridades que has tenido y disimulado a lo largo de tu vida salgan todas de golpe y sin previo aviso.

Por suerte esos miedos acaban por convertirse en cuidados y protección para tu bebé, ¡y todos parecen pocos!

Es cierto que en determinadas épocas del año es fácil pasarse de precavidos como por ejemplo abrigar en exceso a nuestro pequeño en invierno hasta el punto de convertirlo en una bolita.

En verano es común que tengamos miedo de sacar al bebé a la calle y exponerlo a las altas temperaturas. Pero no hay nada que algunas reglas de sentido común no solucionen.

La luz del sol es buena para el bebé, tanto en verano como en invierno, y más aún si se trata de un recién nacido.

Evitar exponerlo a temperaturas altas y protegerlo del calor es tan sencillo como seguir los consejos que te doy a continuación.

Trucos para proteger a tu bebé del calor

niña pequeña tumbada en el cesped

En verano no tienes (ni debes) de privar a tu bebé de dar un buen paseo por la calle en su cochecito.

Con los siguientes consejos podrás hacerlo de forma segura para él para que tú disfrutes en compañía de tu pequeño.

1. Preparar el carrito o la silla de paseo del bebé

La mejor forma de sacar de paseo a tu bebé es en un carrito de bebé bueno y seguro que esté preparado para el verano.

En esta época del año es normal que el bebé sude más, por lo que es recomendable que la piel de nuestro bebé esté en contacto de un material natural y transpirable como puede ser el algodón.

Este tejido por ejemplo es una buena opción para la sábana bajera del cochecito.

Si el bebé ya va en una sillita de paseo es aconsejable ponerle una colchoneta de algodón que le ayudará a refrescar la piel en verano.

Ya sea en cochecito o en sillita de paseo siempre debes llevar contigo una mantita o un cubrepiés por si el paseo se alarga mucho. Incluso en verano es normal que refresque por la noche, o que se presenten días inusualmente frescos o con aires de lluvia. En estos casos una mantita nos servirá para proteger a nuestro bebé de un cambio brusco de temperatura.

2. Usa la sombrilla del carrito

La gran mayoría de carritos de bebé están preparados para poderles colocar una sobrilla protectora. Algunos incluso la traen incorporada.

Antes de salir de paseo con tu bebé asegúrate de que la tienes bien colocada y durante el paseo ve ajustándola para evitar que los rayos del sol den directamente sobre el cuerpo de tu bebé.

También puedes ponerle un sombrerito o una gorra para proteger su cabecita.

Además, pocas cosas hay que molesten más a un bebé que los rayos del sol dándole directamente en la cara.

bebe con gorro y gafas de sol en su cochecito

3. Evita salir en las horas de más calor

Durante las horas centrales del día el sol da con más fuerza y sus radiaciones también son más perjudiciales.

En la medida de lo posible debes evitar salir con tu bebé durante esas horas, mejor estar resguardado en casa.

Puedes aprovechar en las primeras horas de la mañana para pasear con él o bien al final de la tarde, cuando el sol tiene menos fuerza.

4. Hidrata y protege la piel del bebé

Es un buena idea que en el carrito del bebé vayas equipado con crema protectora del sol para proteger la piel del bebé.

También necesitarás agua e ir ofreciéndole de vez en cuando. No debes llevarla muy fría para que su pequeño cuerpecito no experimente cambios bruscos de temperatura.

5. Pañales y ropa de cambio

Llevar todo lo necesario para cambiar al bebé en el carrito en verano es doblemente importante.

El calor puede hacer que su piel se irrite más rápida y fácilmente. Esto le puede provocar un sarpullido que junto con el calor será muy molesto para tu bebé.

Si se ha hecho caquita o tiene el pañal lleno de pipí no dudes en cambiarlo en el mismo carrito de paseo. Puedes prepararlo todo antes de salir de casa por si tienes que cambiarlo en plena calle te resulte algo más cómodo.

bebe en verano en su habitacion

Deja un comentario

Vas a dejar algunos datos para poder comentar, así que según la ley RPGD te doy los detalles del guardado de tus datos:

  • Responsable: Sergio Bravo
  • Finalidad: para que puedas aportar tu comentario (gracias)
  • Legitimación: tu consentimiento
  • Destinatarios: tus datos son almacenados en los servidores de Webempresa, cumplidores de la ley RPGD y con servidores en España
  • Derechos: puedes acceder, modificar, limitar o eliminar tus datos cuando quieras

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.